El gato en la peluquería

BlanquitaEs cada vez más común la visita de nuestros amigos los felinos a la peluquería. Nos estamos refiriendo a los gatos de pelo largo, el Angora y el Persa. Cada vez hay más dueños implicados en el aseo e higiene de sus mascotas y más concienciados de lo importante que es mantener un manto en buenas condiciones: debe estar limpio y bien cepillado. Claro que, los gatos se asean solos, piensa mucha gente, pero un ejemplar de pelo largo requiere por parte del dueño unas atenciones especiales que no necesita uno de pelo corto.

Sobre todo, por no decir que lo más importante, es el cepillado del pelo. Hay que intentar acostumbrar al gatito desde pequeño a ser manejado y cepillado para que se acostumbre ya que esa será la rutina para toda su vida. Si no realizamos un buen mantenimiento del pelo acabaran por formarse nudos muy difíciles de quitar e incluso insalvables, teniendo que tomar medidas muy drásticas y nada beneficiosas para el animal.

A un gato nunca se le debe cortar el pelo, jamás. En contra de lo que se cree, el pelo del gato, y de algunas razas de perro, no debe ser cortado. No es como el pelo humano que cortamos y saneamos y crece más fuerte y vigoroso,¡es todo lo contrario! :”cuanto más cortemos, generalmente a máquina, más debil será el pelo, el poro del pelo se debilita, perderá color, textura, se caerá más e incluso puede aparecer una especie de caspa seborréica en la piel”. Es muy común en la peluquería felina el cliente que llega con su gato,anudado hasta la médula por falta de un adecuado mantenimiento del manto, pensando que cortará el pelo y volverá a estar estupendo. Cuando un animal llega en esas condiciones la única solución es meter una máquina y cortar, ya que esa piel no transpira y pica y el gato puede incluso llegar a arrancarse desesperado los nudos y producirse lesiones. Y aún tenemos el otro gran inconveniente de que el animal no se deje hacer y haya que sedarlo con el consiguiente riesgo que ello implica.

Si tenemos un gato de pelo largo y no podemos cepillarlo periódicamente, ya sea por falta de tiempo, por no saber hacerlo bien o porque el animal no se deje, no permitamos que pase el tiempo y acabe anudado. Acude a un profesional y que te haga un buen mantenimiento del gato, que la peluquería felina no es cortar con una máquina, es poder cepillar adecuadamente e incluso bañar y secar. Y para que compruebes que eso es posible aquí tienes una foto de una gatita que hace poco nos visitó y vino a deslanarse y a darse un buen baño. Y todo eso lo hicimos con ella despierta y tranquilita, eso si, con su dueña al lado para poder manejarla: con el gato despierto es fundamental la colaboración del dueño.

Este artículo fue publicado el 29-03-2009 a las 22:29 y está archivado en la categoría General, Peluquería. Puedes seguir cualquier respuesta a este artículo mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario, o enviar un trackback desde tu propio sitio.

1 comentario:

  • perfumes baratos | 19-07-2011 a las 17:52 | Permalink a este comentario

    Llevo siguiendo el blog desde hace tiempo y no me habia animado aun a comentar. Sin duda, lo que dice el articulo es totalmente cierto, aunque algunas personas pueden opinar diferente.

Deja un comentario