Agresiones: ¿por qué?

dibujos-colorear-cachorros-perros-p    Normalmente la mayoría de las agresiones a personas son debidas a una mala interpretación de sus gestos y a una mala socialización de nuestras mascotas.

Tenemos la mala costumbre de echarnos encima de las mascotas que vemos, como si todas ellas fueran de nuestra propiedad y debemos de entender que como tampoco a nosotros nos gusta que nos avasallen  y zarandeen, a ellos tampoco les hace gracia que cualquiera se les eche encima con aspavientos y bocerios, pretendiendo jugar con ellos sin una previa presentación.

perro-atento              Por ello es necesario tener en cuenta:

– Que nunca debemos de acercarnos a un perro que no nos conozca, de forma efusiva, dejando siempre que sea él el que de el primer paso, acercándose a olfatearnos.

– No se debe mirar fijamente a los ojos de un perro, porque le estaremos retando y eso provocará que suba su desconfianza y agresividad.

– Deberemos acercarnos a este de forma indirecta, es decir, nunca de frente haciendo una curva que desplazará su atención y miedo. Relajando su ansiedad.

– Es muy importante preguntar al dueño si el perro muerde. Acercandonos a él, con movimientos lentos que le infundirán serenidad y tranquilidad.

– Y muy importante, si se trata de niños. El educar a estos a tatar a los animales con respeto, estando siempre vigilantes a cualquier reacción, pues muchas veces el perro nos está avisando de que le dejemos en paz (gruñendo, quejándose, cambiando de postura y lugar…)y no atendemos a sus requerimientos hasta que ya es tarde, echándoles las culpas de nuestros propios despistes.

– Nunca corramos si un perro se nos abalanza, porque lo único que conseguiremos es fomentar su instinto de presa y nos correrá por todo el parque. Debemos de mantenernos firmes sin mirarle de frente y nunca darle la espalda, siguiéndolo en todo momento con la mirada.

Evitándose muchas veces los típicos pellizquitos que según en que sitios nos pueden dejar una graciosa marca de recuerdo.

Y siempre es bueno, observar con atención al animal para ver en qué actitud se encuentra, pues es en su cuerpo donde podremos encontrar la respuesta.

Este artículo fue publicado el 04-02-2010 a las 13:02 y está archivado en la categoría Comportamiento. Puedes seguir cualquier respuesta a este artículo mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario, o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario